Saltar al contenido

Poniendo en práctica la técnica de los 21 días: mejorar la vida y alcanzar el éxito personal y profesional

Si quieres alcanzar un alto rendimiento, mantener un alto nivel de calidad de vida e incluso mejorar tu salud, es el momento de poner en práctica la técnica de los 21 días.

En este proceso, algunos consejos son fundamentales. Como por ejemplo:

  1. Persistencia: no dejar que el deseo de desistir impacte en la ejecución de la actividad durante el período de 21 días;
  2. Compromiso social: decirle a otras personas la intención de desarrollar un hábito o incluso compartir los mismos desafíos con alguien, como ir al gimnasio en pareja;
  3. Organización: marcar en un calendario o agenda todo lo que la tarea fue realizada en los 21 días, para aumentar la sensación de «deber cumplido»;
  4. Facilitar la actividad: generar mecanismos que eviten posibles excusas. Por ejemplo: inscribirse en un deporte lejos de casa o comprar alimentos poco saludables para aquellos que quieren una rutina activa y en aras de la salud.

Independientemente del hábito que desee incorporar a su rutina, estos consejos pueden marcar la diferencia para mantener la resiliencia al utilizar la técnica de los 21 días.

¿Qué tan importante es crear hábitos?

Los hábitos son parte de la vida cotidiana de todos. Sin importar si son buenos o malos. Por ello, es muy importante que se creen rutinas que potencien la calidad de vida, mejoren la salud mental y ayuden a conseguir objetivos.

Pensando en es fundamental que lo que realizas “en piloto automático” sea pensado y cambiado si es necesario.

Tomemos el mal ejemplo de la desorganización. Una persona siempre deja abrigos y zapatos tirados por la habitación al llegar a casa. Para facilitar este cambio, puede colocar una percha y un zapatero en la entrada de la casa. De esta forma, facilita la limpieza y un ambiente organizado.

Por eso, crear buenos hábitos es muy importante. Al fin y al cabo, pueden aportar en detalles como el ejemplo, e incluso en la salud, el bienestar, la calidad de vida y la consecución de los sueños y metas personales.

o hablando de metas y objetivos personales, entiende los hábitos de las personas exitosas para que puedas empezar a desarrollarlos con la técnica de los 21 días.

5 hábitos de las personas exitosas

Como ya sabes, los hábitos de cada persona son diferentes y únicos. Sin embargo, algunas de ellas las comparten personas exitosas y las ayudan a alcanzar el éxito en su vida profesional y personal.

Para que también puedas potenciar la realización de tus sueños, es hora de descubrir qué hábitos puedes empezar a desarrollar hoy con la técnica de los 21 días.

1. PERSISTENCIA

Nada es más común que las personas que se dan por vencidas fácilmente en algo. Al fin y al cabo, en cualquier reto o barrera ya encuentran excusas para no continuar.

Por lo tanto, la persistencia es uno de los hábitos de las personas exitosas. Suelen no cambiar sus planes y objetivos y para alcanzarlos buscan diferentes formas de resolver los problemas, sin renunciar a lo que quieren.

2. POSITIVIDAD Y GRATITUD

La positividad y la gratitud también son hábitos de las personas exitosas. Incluso sin la intención, es común que vean las situaciones por su lado bueno, incluso si han sido desafiantes e incluso defectuosas.

En estos momentos, las personas exitosas encuentran formas de evolucionar y desarrollarse.

3. EXPERIENCIA DE MOMENTOS AGRADABLES

El éxito también está relacionado con la calidad de vida y la salud mental. Por lo tanto, siempre es posible encontrar pasatiempos y actividades que les brinden placer en los hábitos de las personas exitosas.

Estos momentos no se suelen dejar de lado, siendo muchas veces considerados un refugio.

4. EJERCICIOS FÍSICOS

La salud física también es un punto común de las personas exitosas. Al fin y al cabo, poder entregarse a algo es fundamental para conseguir metas y objetivos.

En este sentido, los ejercicios físicos se convierten en uno de los pilares de la vida. Podrían ser deportes, prácticas de yoga o incluso entrenamiento con pesas.

5. ENFÓCATE EN LO QUE TIENES CONTROL

Como ya puedes ver, las personas exitosas comparten hábitos que abarcan diferentes aspectos de la vida. Pero para que se logre el equilibrio es necesario que canalicen la energía de su día a día hacia lo que pueden controlar.

Por ejemplo, no es posible elegir si el día es lluvioso o soleado. En lugar de irritarse por el zapato mojado o el calor, crean formas de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up