Saltar al contenido

El método científico

El método científico es el arma secreta de todo científico capaz de destruir cualquier falacia en su camino. El método científico puede definirse como la forma o conjunto de reglas básicas empleadas en una investigación científica con el objetivo de obtener los resultados más fiables posibles y convertirse en un conocimiento riguroso. Es la ley y los conocimientos a los que da rigor son legítimos.

El método científico se puede simplificar de la siguiente forma: todo empieza con una observación. El científico se pregunta, ¿por qué? A partir de ahí hace una formulación llamada hipótesis. La hipótesis pasa a la fase de experimento. Derivado de este experimento tenemos un análisis con el que llegamos a una conclusión. Si no se puede corroborar lo planteado se descarta la hipótesis. Si se puede corroborar, entonces hemos desarrollado una teoría científica la cual todavía puede ser rebatida o refutada por otros experimentos.

Como hemos visto, el método científico engloba algunos pasos como: observación, formulación de una hipótesis, experimentación, interpretación de resultados y, finalmente, la conclusión. Sin embargo, alguien que tiene la intención de investigar algo a través del método científico no necesariamente necesita completar todos los pasos y no hay un tiempo predeterminado para hacer cada uno de ellos. Charls Darwin, por ejemplo, se tomó tranquilamente unos 20 años analizando los datos que había recogido en su investigación y su trabajo es básicamente investigación, sin pasar por la experimentación, lo que, sin embargo, no hace que su teoría sea menos importante. Algunas áreas de la ciencia, como la física cuántica, por ejemplo, casi siempre se basan en teorías que se basan solo en la conclusión lógica de otras teorías y algunos experimentos, simplemente por la imposibilidad tecnológica de llevar a cabo la prueba empírica de algunas hipótesis.

Que es el método científico

https://youtu.be/tbQVfWzItMA
Video-resumen ¿Qué es el método científico?

El método científico es, básicamente, un conjunto de reglas para realizar un experimento, con el objetivo de producir nuevos conocimientos, además de corregir conocimientos preexistentes. Estas reglas son necesarias precisamente para frenar la subjetividad, dirigiendo la investigación hacia la producción de conocimiento válido, en resumen, científico.

Contenido similar:  Origen de la luz de neón

Existen diferentes tipos de métodos científicos, que en realidad siguen diferentes líneas de procedimiento. Entonces, el investigador puede tomar diferentes caminos para realizar un trabajo verdaderamente preciso, como los siguientes:

Experimental: este tipo incluye métodos hipotético-deductivos, de observación y de medición.
Dialéctica: este tipo considera el movimiento constante de fenómenos históricos y sociales
Empírico-analítico: éste se basa en la lógica empírica, diferenciando elementos de un fenómeno y revisando cada uno de forma individual
Historia: tipo que relaciona el objeto o fenómeno estudiado con los pasos por los que pasa, en orden cronológico
Por lo general, el método científico sigue algunos pasos básicos para que se oriente la planificación de la investigación. No es obligatorio, pero es común en el siguiente orden: observación, elaboración del problema, planteamiento de hipótesis, experimentación, análisis de resultados y conclusión.

La observación es la etapa en la que se observa el objeto o fenómeno para comenzar a enumerar cómo se relacionan con la realidad (o la naturaleza). Luego, en la etapa en la que se elabora el problema, el investigador organiza preguntas sobre lo observado, armando preguntas esenciales cuyas respuestas orientarán el estudio. Entonces, es el momento de plantear hipótesis, utilizando conocimientos previos para proporcionar respuestas a los problemas planteados; este paso es uno de los más críticos; después de todo, hipótesis mal elaboradas comprometen los pasos posteriores y, en consecuencia, todo el resultado del estudio.

En la etapa de experimentación, es el momento de realizar experimentos que confirmen las hipótesis planteadas, con la unión de teoría y práctica. La idea aquí es dar respuesta a todas las preguntas para verificar todos los resultados planteados, lo que lleva al siguiente paso, que es precisamente el análisis de resultados. Aquí, el investigador comprueba si el material recopilado es suficiente para explicar todos los problemas elaborados según las hipótesis iniciales. Es precisamente en esta etapa donde se decide si será necesario plantear nuevas hipótesis o no.

Contenido similar:  El Gran Gatsby

Finalmente, la conclusión: aquí es donde el investigador luego hace declaraciones sobre el objeto o fenómeno estudiado, todo basado en el progreso de los pasos anteriores y su coherencia. Las afirmaciones en cuestión son las llamadas teorías. Entonces, solo cuando las diferentes hipótesis y experimentos realizados en el estudio siempre traen el mismo resultado, las teorías pueden ser consideradas como leyes, científicamente hablando.

Y no debemos olvidar que cuando hablamos de «ciencia» no solo estamos hablando de las ciencias exactas o biológicas, las ciencias humanas también existen y se ocupan del comportamiento de los seres humanos en la sociedad. Sin embargo, en las ciencias humanas no siempre se utilizan los mismos métodos que las demás ciencias, pero aun así mantienen el rigor del carácter científico en sus investigaciones y observaciones.

El método científico y Descartes

El método científico tal como lo conocemos hoy fue el resultado directo del trabajo de innumerables pensadores que culminaron en el “Discurso del método” de René Descartes, donde se ubican algunos conceptos importantes que impregnan toda la trayectoria de la ciencia hasta nuestros días.

De forma un tanto simplista, pero solo para dar una mejor visión de lo que trata el método propuesto por Descartes, que acabó llamándose “Determinismo mecanicista”, “Reduccionismo” o “Modelo cartesiano”, se basa principalmente en la concepción mecánica de la naturaleza y el hombre, es decir, la concepción de que todo y todos se pueden dividir en partes cada vez más pequeñas que se pueden analizar y estudiar por separado y que (para usar la frase clásica) «para comprender el todo, basta con comprender las partes”.

Contenido similar:  Theodore Roosevelt (biografía)

Quizás el ejemplo más fácil de verificar el método propuesto por Descartes, sea a través de la medicina: a partir del modelo cartesiano, la medicina se dividió en especialidades, cada una de las cuales buscaba comprender los mecanismos de funcionamiento de un órgano específico o parte del cuerpo humano. Las enfermedades empezaron a verse como un desorden en una determinada parte que constituye al hombre, y el hombre mismo, en su conjunto, ya no se considera en la investigación de la medicina según el modelo cartesiano.

Conocimiento, Aprendizaje y Formación