Saltar al contenido

Personajes y Resumen de Fahrenheit 451馃晵 Tiempo estimado: 9 minutos de lectura

Los personajes que caminan esta historia de Fahrenheit 451 son:

????????????MONTAG – protagonista, bombero dedicado a sus tareas, quemando libros sin cuestionamientos.

????????CLARISSE: una adolescente encantadora, curiosa e interesada en la vida, fue capaz de capturar los pensamientos y temores m谩s 铆ntimos de las personas. Despert贸 incertidumbres y reflexiones en Montag.

????????MILDRED – esposa de Montag. Despu茅s de un intento de suicidio, Mildred recibe un tratamiento revolucionario que la transforma en una nueva persona. Totalmente sumergida en el mundo de la televisi贸n, no puede ver, o mejor dicho, 隆no quiere ver lo que pasa frente a sus ojos! Molesto, quer铆a entrar en el libro y darle una sacudida.

????????FABER – profesor de ingl茅s jubilado. 隆Un verdadero amante de los libros! A pesar de todo el miedo que sacudi贸 sus huesos, us贸 su inteligencia contra el sistema en un intento de ayudar a Montag.

????????????BEATTY – Jefe de bomberos. Extremadamente inteligente, usa sus conocimientos (probablemente extra铆dos de la lectura) para persuadir a todos.

芦Donde los libros son arrojados a las llamas, los hombres tambi茅n son quemados禄.

隆Un libro maravilloso, con una escritura digna de los cl谩sicos! 隆S煤per recomendado! ????????

PRIMERA PARTE – La chimenea y la estufa

芦Si te dan papel rayado, escr铆belo al rev茅s禄.
Una sociedad prohibida de leer libros, inmersa en el mundo de la televisi贸n. Los seres pensantes eran considerados extra帽os y socialmente excluidos. Una 茅poca en la que las casas eran a prueba de fuego y los bomberos no deb铆an apagar el fuego, sino quemar las casas que escond铆an libros.

Montag era un bombero trabajador, despu茅s de un d铆a normal de trabajo convirtiendo libros en cenizas, se sent铆a satisfecho y orgulloso de s铆 mismo. De camino a casa, conoci贸 a Clarisse, una adolescente fascinada por el mundo. Eran vecinos, as铆 que caminaban juntos y hablaban. Clarisse 芦parec铆a hipnotizada por la salamandra en su brazo y el disco de f茅nix en su pecho禄.

No era normal que la gente deambulara por las calles al azar, por lo general se quedaban en casa viendo la televisi贸n. Por eso, el bombero estaba muy intrigado por la joven. Su asombro solo aumentaba cada vez que la joven abr铆a la boca para decir algo como: 芦驴Es cierto que en el pasado los bomberos sol铆an apagar incendios en lugar de encenderlos?禄, 芦Una vez me dijeron eso, hace mucho tiempo. hace, las casas se incendiaron por accidente y la gente necesitaba bomberos para detener las llamas 芦. Montag se ri贸 de estos comentarios, que para 茅l eran absurdos. Hasta la pregunta 芦驴Eres feliz?禄

A pesar de estar molesto por la conversaci贸n que tuvo con la joven vecina, Montag se identific贸 con Clarisse y comenz贸 a pensar que en el fondo la ni帽a podr铆a tener raz贸n. En ese momento naci贸 una hermosa amistad.

Al llegar a casa, Montag encuentra a su esposa, Mildred, pr谩cticamente muerta. Se trag贸 treinta pastillas para dormir. Montag llam贸 al Hospital de Emergencias, y unos minutos despu茅s, dos tipos estaban en su casa, con una m谩quina revolucionaria haciendo un barrido limpio de Mildred. Una m谩quina vaci贸 todo su est贸mago y otra trat贸 de drenar y reemplazar toda su sangre y linfa.

Era un mundo muy triste, de nueve a diez casos como el de Mildred ocurr铆an todas las noches.

El Sabueso Mec谩nico era una especie de abeja gigante, un robot programado para matar. No le agradaba mucho Montag, gru帽贸 y trat贸 de atacar. Tal vez alguien le dijo a Hound lo que Montag estaba escondiendo en la parrilla del ventilador de su casa (probablemente libros, 驴no?)

Montag segu铆a encontr谩ndose con Clarisse por la ciudad, siempre hablaban. La ni帽a dijo que a veces era una anciana y hablaba como tal. Ten铆a miedo de los ni帽os de su edad, se mataban unos a otros. Clarisse siempre hablaba de su t铆o, era una persona extraordinaria.

Y luego Clarisse desapareci贸. Un rato despu茅s, Mildred le dijo a Montag que la ni帽a fue atropellada y muri贸.

Era una 茅poca en la que la gente no pod铆a conducir despacio disfrutando del paisaje. Los autos solo se mov铆an a muy alta velocidad y cualquier atropello era fatal.

El libro de reglas que conten铆a historias cortas sobre los Bomberos de Am茅rica no estaba prohibido. En 茅l, era posible leer las siguientes palabras:

Fundada en 1790 para quemar libros de influencia inglesa en las colonias.

Primer bombero: Benjamin Franklin

1陋 REGLA. Responda con prontitud a la alarma.
2陋 REGLA. Empiece a disparar r谩pidamente.
3陋 REGLA. Quema todo.
4陋 REGLA. Informe inmediatamente a la estaci贸n de bomberos.
5陋 REGLA. Est茅 siempre alerta a otras alarmas.

La alarma son贸 de nuevo, ahora deben quemar la casa y los libros de la Sra. Blake. Los libros estaban en el 谩tico, un mundo de libros desmoron谩ndose sobre Montag, tuvo tiempo de leer una sola l铆nea: 芦El tiempo se ha dormido en el sol de la tarde禄. Su mente brill贸 y en medio de la prisa, agarr贸 un libro y lo presion贸 contra su sudorosa axila. La Sra. Blake se neg贸 a salir de la casa y se quem贸 con sus libros. Esto molest贸 a煤n m谩s a Montag. 驴Qu茅 ten铆an los libros para hacer que una persona quisiera morir con ellos?

Mildred no le prest贸 atenci贸n a su esposo, solo interactu贸 con su 芦familia禄 televisiva que aparec铆a en las pantallas gigantes de su sala de estar. Montag sinti贸 que era otra persona, una completa desconocida. Aun as铆, decidi贸 compartir su secreto con su esposa, abri贸 la rejilla del ventilador y sac贸 una veintena de libros que all铆 estaban escondidos. Mildred estaba aterrorizada.

Beatty, el jefe de bomberos, sab铆a que Montag hab铆a robado un libro de la casa de la se帽ora Blake y le hab铆a dado la oportunidad de devolverlo. Era una Biblia.

SEGUNDA PARTE – El tamiz y la arena

Sin amigos, sin Clarisse y con una esposa separada, Montag decidi贸 pedirle ayuda a un viejo conocido, un profesor de ingl茅s jubilado. Faber viv铆a solo y era un apasionado de los libros. Ten铆a mucho miedo, pero era muy inteligente, y us贸 su inteligencia para idear una especie de transmisor de radio. Con la ingenier铆a de Faber, los dos amigos pod铆an comunicarse a cualquier distancia. Y as铆, los dos llegaron a un acuerdo, intentar铆an salvar los libros, cambiar la sociedad en la que viv铆an. El plan era robar libros, plantarlos en la estaci贸n de bomberos y hacer sonar la alarma. 驴Funcion贸?

Mildred estaba con tres amigos viendo un programa en las pantallas de televisi贸n cuando Montag, incapaz de aceptar las tonter铆as de las mujeres, explot贸, agarr贸 un libro de poemas y comenz贸 a leer. Cuando termin贸, una de las mujeres lloraba sin parar, todas estaban horrorizadas y se fueron, prometiendo no volver. Cuando Montag cometi贸 su acto impulsivo, Faber le grit贸 al o铆do, rog谩ndole a su amigo que se detuviera, diciendo que su acto pondr铆a en riesgo todo el plan.

TERCERA PARTE – el resplandor incendiario

Montag volvi贸 al trabajo y entreg贸 el libro que hab铆a robado en la casa de la Sra. Blake, en realidad entreg贸 otro libro en lugar de la Biblia, dej贸 la Biblia en la casa de Faber.

Esa noche son贸 la alarma, y 鈥嬧媍uando llegaron a la direcci贸n, Montag se dio cuenta de que su casa hab铆a sido denunciada, y peor a煤n, por su propia esposa. Mildred se fue en un taxi antes de que Montag pudiera decir algo.

Beatty le entreg贸 a Montag un lanzallamas y le orden贸 que hiciera todo el trabajo 茅l mismo, cuando terminara estar铆a en la c谩rcel. Cuando la casa y los libros se incendiaron, Beatty not贸 que Montag ten铆a un transmisor de radio. Agarr贸 los auriculares a la fuerza y 鈥嬧媗e dijo que seguir铆a hasta que encontrara a Faber. Fue en ese momento cuando Montag asesin贸 al jefe de bomberos con un gran chorro de fuego del lanzallamas. Golpe贸 las cabezas de los otros dos bomberos que miraban con asombro. Luch贸 valientemente con el Sabueso Mec谩nico, parte del veneno se aplic贸 en una de sus piernas hasta que logr贸 golpear al robot con las llamas. Con una de sus piernas entumecidas, Montag busc贸 y encontr贸 algunos libros que hab铆a escondido en el jard铆n, justo en ese momento, huy贸 a la casa de Friend Faber.

Antes de llegar a la casa de Faber, pas贸 por la casa del Bombero Black, dej贸 los libros en el porche y activ贸 la alarma. En cuesti贸n de minutos, las sirenas ya estaban sonando para quemar el pr贸ximo objetivo. La casa de otro bombero.

El gobierno comenz贸 una b煤squeda para encontrar a Montag, otro Sabueso fue enviado a la caza. Faber transmiti贸 todas las instrucciones para la fuga de su amigo, pronto 茅l tambi茅n se ir铆a de la ciudad, y se arm贸 de valor para encontrarse con un gr谩fico retirado en St. Louis.

Montag ech贸 a correr, tratando de perder su olor para no atraer al robot rastreador. Cuando lleg贸 al r铆o, encontr贸 caminantes. Hombres que vivieron para mantener viva la memoria de los libros. Cada libro es un hombre, cada hombre es un libro. Los vagabundos decoraban las obras, cuando los libros formaban parte de ellas, quemaban todas las p谩ginas para no correr el riesgo de ser atrapados. Granger era uno de esos hombres, acogi贸 y ayud贸 a Montag. Continuaron caminando por las v铆as cercanas al r铆o. Se acercaba la guerra. Una guerra que nadie not贸. Una ciudad totalmente alienada, no vio nada m谩s que lo que se dec铆a en la televisi贸n.

Montag vio venir la guerra, comenzar y terminar en minutos. Una ciudad diezmada. Trat贸 de gritarle a Clarisse, a Faber y a Mildred, grit贸 芦corre禄. Entonces record贸 que Clarisse ya no estaba all铆, estaba muerta. Faber tampoco estaba en la ciudad, estaba en St. Louis. Solo Mildred estaba en la ciudad, pero solo escuchaba a su 芦familia禄 ficticia.

Cuando termin贸 la guerra, Montag se levant贸, record贸 el libro que hab铆a le铆do y se lo cont贸 a sus nuevos amigos. Montag era ahora Eclesiast茅s, y ser铆a el pr贸ximo libro que leer铆a.

Conocimiento, Educaci贸n y Formaci贸n