Saltar al contenido

¿Cómo se adaptaron las plantas a la expansión de la radiación de Chernóbil?

Después del accidente de 1986, se creó la Zona de Exclusión —un perímetro de 2.600 kilómetros cuadrados en el que se restringen las viviendas y el acceso público— que corresponde a un área casi tan grande como las grandes ciudades.

Los humanos, al igual que otros animales, tenemos células con funciones muy específicas.

En las plantas la situación es un poco diferente. Sus células se diferencian entre sí (las células de la raíz son diferentes de las células de las hojas, por ejemplo), pero son más flexibles.

Según Stuart Thompson, profesor de bioquímica vegetal en la Universidad de Westminster, la mayoría de las células vegetales pueden crear diferentes tipos de células, según las necesidades de la planta.

Esto explica por qué es posible plantar un árbol utilizando tanto una semilla como una rama de esa especie. De esta forma, la planta puede reponer las células afectadas con mucha más facilidad que los animales.

La pared celular vegetal también juega un papel importante en la supervivencia de las plantas: ayuda a detener la propagación de células mutadas por la radiación.

Las plantas pueden tener tumores, pero no se propagan como lo hace el cáncer en los humanos. La pared celular vegetal es mucho más rígida que la animal, lo que impide que el tumor alcance otros tejidos vegetales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up